El teléfono móvil, compañero indispensable en verano

19/08/2019

El verano, esa época de descanso, de días largos, reuniones con amigos y calor, mucho calor. Nuestros patrones de comportamiento son completamente diferentes: dejamos atrás las tardes de sofá y manta por salir a las terrazas y piscinas; cambiamos los viajes en metro por los paseos por la playa y madrugar, por cenas con sobremesa. Durante los meses de vacaciones modificamos nuestras costumbres. Nuestra rutina da un giro de 180 grados, nuestras prioridades cambian y, por tanto, también lo hacen nuestros hábitos de consumo de medios.

https://carat-cdn.azureedge.net/media/11483/p6_imagen-web_1400x700px_rectangle.jpg

Así lo explica la AIMC (Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación) en la sexta edición del estudio de Consumo de Medios en Vacaciones, donde se destaca que el teléfono móvil es el dispositivo líder para conectarse a Internet durante los meses de julio y agosto.
Los datos son los siguientes: prácticamente la totalidad de los internautas que salieron de vacaciones al extranjero o se quedaron en España el verano pasado y se conectaron a Internet -el 98% y 96%, respectivamente- utilizaron en algún momento un dispositivo móvil para ello (99%). El teléfono es el preferido por el 95% de los usuarios, mientras que el portátil (22%) y la tablet (19%) decrecen respecto al año anterior.
Tener acceso a Internet durante el periodo vacacional implica mucho más que el simple hecho de tener una fuente de información. Como el teléfono móvil se ha convertido en una extensión de nuestro día a día, también se encuentra totalmente integrado en nuestras vacaciones. Su uso implica poder comparar precios a pie de calle, compartir momentos en redes sociales, encontrar la ruta de destino, hacer reservas o comprobar reseñas antes de decidir. En este contexto, las marcas tienen ante sí un sinfín de posibilidades en las que conectar con los consumidores y que sus mensajes sean efectivos. En este periodo del año es importante tener en cuenta que nos encontramos ante un consumidor más optimista, más predispuesto y abierto a nuevas opciones. Acercarnos a él desde un punto de vista más emocional puede ser un factor clave de éxito.


Los dispositivos móviles captan la atención de la audiencia en micromomentos de una duración media de 2’’, tal como comenta David Forcadell, Connections Strategy Director en Carat España, en su publicación Mobile Precision Marketing: “Cada uno de esos micromomentos genera una cantidad ingente de datos de comportamiento, pasiones, intereses o localización que, bien entendidos, dan pistas sobre cómo conectar con nuestra audiencia para la consecución de objetivos de notoriedad y engagement”. Partiendo de esta premisa, con el aprovechamiento de datos y las técnicas de optimización, las marcas pueden impactar con mensajes más precisos y relevantes, apostando por la creación de contenido visual y fácil de compartir, adaptándose a las circunstancias de los consumidores y siendo capaces de crear valor.


¿Y qué pasa con el resto de medios?

Cuando se permanece en el domicilio habitual, el consumo de medios se mantiene similar al resto del año. Esto afirman entre el 60% y el 80% de los encuestados, dependiendo del tipo de medio que consumen: suplementos, revistas, diarios, cine, radio o televisión. Este último, sin embargo, es el que más crece respecto a los meses de invierno (un 16,9%). Todos los medios adaptan su programación y contenidos al estado más relajado de su audiencia, pero las televisiones especialmente ofrecen contenidos que (casi) solo tienen sentido en este contexto. Si el consumo de medios es medianamente equitativo, pero el estado emocional de las personas es más relajado, encontramos una clara oportunidad de potenciar la conexión emocional con la marca.

Entre los veraneantes que se quedan en España, predomina la versión convencional de los medios, salvo en el caso de los diarios, cuyo consumo se realiza prioritariamente a través de Internet (34,8%) y un 15% utiliza ambas versiones. Esto se produce gracias a la facilidad de acceso, que permite a los usuarios estar actualizados con las últimas noticias en cualquier lugar, de forma instantánea y de una manera muy sencilla. En contraposición, las revistas y los suplementos se consumen sobre todo en formato físico -14,4% y 10,9% cada uno-, ya que son el complemento perfecto para desconectar al borde de la piscina. Por ello, en una época en la que cambiamos algunos de nuestros hábitos, es importante tener cubiertos todos los puntos de contactos con la audiencia y crear un contenido más ligero y fácil de consumir en época de desconexión.
 
Con todo esto, la adaptación al comportamiento del consumidor es la clave que nos permite acercarnos a él de una forma mucho más natural, en un entorno eficaz y con un mensaje acorde a su momento de consumo. En verano, los usuarios disfrutan de más tiempo libre para dedicar a sus propios intereses y también para disfrutar de nuevos entornos. El 70% de los internautas españoles pasa algún día de vacaciones fuera de su residencia habitual en verano, sobre todo en agosto. Y es más, la mayoría viaja a una comunidad autónoma distinta de la suya (62%) … ¿buscando quizá una playa donde leer las ediciones veraniegas de las revistas?

^ir al inicio